Una reflexión sobre la deuda

Cuando se eligió el nombre que desde el 22 de septiembre del 2017 figura en el Registro General de Asociaciones del País Vasco como Eurgetxo, asociación europeísta ciudadana, se tuvo el acierto de sintetizar en cuatro palabras los fines de la agrupación; un grupo de vecinos de Getxo que desean integrarse más en la Unión Europea.

Se cumplen 30 años de la pertenencia de España a la U.E, con la constatación de que ha sido el periodo más brillante de nuestra historia en términos de estabilidad política, progreso económico y cohesión social.

Pero siempre hay personas, y últimamente partidos políticos, que aseguran que eso de Europa es un cuento que nos cuesta mucho dinero, intentando convencernos que estaríamos mejor fuera, con el único propósito de tener las manos libres.

 Desde el 2014 España está siendo contribuyente neto, es decir que aporta más dinero del que recibe, pero según el Balance económico España-Unión Europea (de acuerdo con los datos del Banco de España actualizados el 10/01/2021) la suma de saldos anuales de estos 30 años, entre lo recibido y lo entregado están en: 100.315 millones € recibidos, frente a los 9.666 millones € pagados. Las cifras no merecen comentarios.

Argumentan que la aportación de España a la Unión rondará los 16.543 millones de euros en 2021, la cifra más alta nunca registrada y casi 3.600 millones más que en 2020, entre otras razones por la salida del Reino Unido, pero se olvidan de que esta financiación adicional se compensa en gran parte con nuevos fondos ordinarios que recibirá el país. En concreto, España obtendrá  transferencias por valor de 15.530 millones, sin contabilizar las ayudas extraordinarias del fondo Next Generation, programa destinado a reparar los daños económicos y sociales causados por la pandemia de coronavirus,

Es cierto que hemos sufrido reveses inesperados, cómo la crisis económica del 2008 y la pandemia que ahora nos asola, que nos ha obligado a endeudarnos, pero la mayor cuantía de nuestra deuda se la debemos a los políticos (a todos) que han descubierto que eso de gastarse el dinero, sin propósito de de ahorro, es como disparar con pólvora del Rey… y el que venga detrás que arree.

En una constante demagogia han cedido a cualquier petición del electorado con tal de obtener votos, han multiplicado el gasto público y creado puestos de trabajo innecesarios para amigos, por el sencillo procedimiento de pedir dinero avalado por el BCE, hasta el punto de alcanzar una deuda casi permanente que condicionará la vida de nuestros hijos y nietos. En este momento tenemos en España la deuda pública con respecto al PIB más alta desde la guerra de Cuba, y no es un chiste.

Si no recibimos dinero de Europa en forma de ayudas quebramos cómo país. Afortunadamente las condiciones de donaciones y préstamos de la U.E. son de hecho una intervención a nuestra economía, la única manera de que unos expertos, que no consideran la política española un tema visceral, nos  salven de la miseria.

Mirado desde el prisma de Eurgetxo, es un triunfo de nuestros objetivos como asociación. Esperamos que la intervención de las instituciones europeas mejore la economía, se desenmascare a los falsos profetas y que aprenda algo nuestro electorado no dejándose llevar por cantos de sirena de políticos oportunistas. Me gusta pensar que, aunque sea por un poquito, algo hemos empujado en esa dirección.

José Luis Béjar, socio de Eurgetxo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s