Ginebra 1951, Europa 2021

La Segunda Guerra Mundial provocó un éxodo masivo de personas como no se había conocido antes. Y, como consecuencia, la comunidad interna-cional fue capaz de alcanzar un acuerdo internacional de protección de las personas refugiadas. Fue el Convenio de Ginebra de 1951, que se mejoró con un protocolo adicional en 1967. Fue una época en la que, conscientes de la enorme tragedia que supuso el conflicto mundial, los Estados aprobaron también, en el marco de Naciones Unidas, la Declaración Universal de Derechos Humanos (1948). Y, en un plano más regional, el Convenio de Derechos Humanos del Consejo de Europa. Este marco legal e institucional construido tras la guerra supuso un “salto de humanidad” sin precedentes.

Pero todo eso está hoy en entredicho. Los tiempos han cambiado y la memoria de las sociedades es muy corta. 2021 queda muy lejos del espíritu de 1951.

Hoy Europa ya no acepta refugiados. Las imágenes de estos días en la frontera entre Polonia y Bielorrusia resumen gráficamente la crudeza del rechazo a las llegadas de migrantes y refugiados a las fronteras exteriores de la Unión Europea. Para los que consiguen entrar, el Reglamento Dublín de la UE prevé que la solicitud de asilo se tramite en el primer país de llegada del candidato, lo cual ha sido la excusa perfecta para la creación de cuellos de botella como los deplorables campamentos en Grecia donde se agolpan personas huyendo de los conflictos de Oriente Medio. La Comisión Europea intentó sin éxito durante la crisis de 2015 una distribución equitativa de parte de los solicitantes de asilo entre los Estados miembros de la UE. La incapacidad que hubo de pactar unas cuotas para el reparto de refugiados roza el escándalo, solo aliviado por el liderazgo de la Sra. Merkel y la generosa respuesta de Alemania. Acogieron a un millón de refugiados y además hoy pueden contarlo como una historia de éxito.

El drama de las personas intentando entrar irregularmente a un país europeo debe impulsarnos a ahondar en la reflexión.

Es a veces hasta heroico el esfuerzo de las personas que tratan de cruzar fronteras, terrestres o marítimas, arriesgando su vida y a veces perdiéndola. La alternativa a medio y largo plazo solo puede ser paz y desarrollo allá de donde vienen, a lo que los países democráticos y ricos tienen el deber de contribuir, y la necesidad de desarrollar, en diálogo con los países de origen y tránsito, cauces para una migración legal, segura y ordenada.

Hasta que esto ocurra, aquellos que buscan una vida mejor o escapan de atrocidades en su país seguirán llegando a las fronteras de la Unión. Y es descorazonador comprobar que los intentos de hacer avanzar un pacto europeo sobre migración y asilo están estancados. Mientras tanto, el control migratorio europeo es cada vez más agresivo: procedimientos acelerados de identificación en las fronteras, aumento de poder y efectivos de Frontex, externalización del control migratorio y de asilo a terceros países a cambio de dinero, etcétera.

La realidad es que el derecho de asilo está resquebrajándose. Los flujos migratorios hoy son, con cierta frecuencia, flujos mixtos de migrantes y refugiados y las diferencias no son siempre nítidas. Dramático asimismo es observar con rubor que, en ocasiones, las causas de los desplazamientos son conflictos en los que nuestros países han participado. Guerras o conflictos en los que a menudo se ha entrado sin saber cómo se iba a salir o qué consecuencias tendrían.

EASO (Agencia Europea de Asilo), FRA (Agencia Europea de Derechos Fundamenta-les) y el SECA (Sistema Europeo Común de Asilo) no pueden ser instituciones decorati-vas que sirvan de coartada al hecho de que la protección internacional de los persegui-dos ha dejado de ser un derecho para convertirse en una molestia para las administraciones. Los que vivieron el exilio tras la Guerra Civil y la dictadura posterior pueden recordarnos la importancia de mantener vivo el derecho de asilo en Europa, que fue en su día cuna de los derechos humanos.

Cristina Manzanedo y José Ignacio Bustamante, miembros de Eurgetxo

La idea de Europa, un ensayo sobre la cultura

Ha llegado a nuestras manos un ensayo, un poco antiguo ya, de George Steiner, que constituyó la Décima Conferencia Nexus, y que versa sobre las notas que definen Europa y su posible futuro:

George Steiner, “La idea de Europa”, Siruela (2005)

El ensayo está prologado por Rob Riemen, director fundador del Nexus Institute y el prólogo en sí constituye otro ensayo especialmente brillante y centrado. Sin duda los 16 años transcurridos desde su publicación en español no han transcurrido sin cambios profundos en Europa, pero el ensayo conserva la esencia de nuestro viejo continente sin un ápice de pérdida de la frescura original.

Steiner indica cinco notas que definen Europa:

  • La primera institución típicamente Europea (salvo en los países anglosajones) es el café, donde se habla y se produce cultura, crítica y revolucionaria en algunos casos.  Si trazamos el mapa de los cafés, tendremos uno de los indicadores esenciales de la «idea de Europa», indica.

  • La segunda seña de identidad europea, esta vez compartida por todos los países sin excepción, es una geografía que se puede recorrer a pie (las distancias poseen una escala humana …Este hecho determina una relación esencial entre la humanidad europea y su paisaje.), en contraste con candentes desiertos como el Sáhara, o selvas impenetrables como la Amazonia, o heladas llanuras como las de Alaska. En Europa, el medio ambiente facilitó la comunicación entre pueblos y culturas diferentes.

  • La tercera es la costumbre de poner a las calles y a las plazas el nombre de los grandes estadistas, científicos, artistas y escritores del pasado, dando un relieve a la cultura que no se encuentra en otros continentes.

  • La cuarta es descender simultáneamente de Atenas y Jerusalén, es decir, de la razón y de la fe (religión cristiana, diría yo). La religión ha modelado Europa y no siempre para unirla, pues muchas de nuestras guerras han sido religiosas. Pero esto se acompaña de una tendencia a la indagación metafísica. Las grandes ideas del mundo también han nacido en Europa (a menudo en sus cafés) lo que está en consonancia con la afirmación de Shelley de que «todos somos griegos»

  • El quinto criterio es una autoconciencia escatológica. El pensamiento y la sensibilidad europeos han concebido un final más o menos trágico. Dos guerras mundiales, que fueron en realidad guerras civiles europeas [llevan a que] la creencia en el final de la idea europea y sus moradas es casi una obligación moral.

Pero, para resumir lo que destaca George Steiner, podemos concluir lo siguiente: El mundo de la cultura es de vital importancia para la calidad de la vida humana. Europa es la cuna y el refugio de la cultura. Pero la cultura es vulnerable. Una dictadura siempre «reduce al silencio a sus poetas e impone la censura». Sin embargo «en esta época de “fascismo de la vulgaridad” no es la censura política lo que mata la cultura: es el despotismo del mercado y los acicates del estrellato comercializado»

Por otra parte, ni el conocimiento intelectual ni la educación liberal ofrecen garantía alguna de sano juicio moral, ni mucho menos de una ética superior. … hay numerosos intelectuales que, obsesionados por conceptos abstractos tales como «globalidad» y «capitalismo», no vacilan en legitimar la violencia terrorista, como Dostoievski lo describió́ en Los demonios: «la hipocresía, la corrupción intelectual, la fascinación por la violencia, la adicción al poder y un conformismo ilimitado son típicos de demasiados intelectuales»

El futuro de Europa como comunidad cultural es incierto y primero debe despegarse, para poder sobrevivir, de sus rivalidades internas y el odio entre europeos, que produjo cerca de 100 millones de muertos durante la primera mitad del siglo XX. Por otro lado, Steiner propone que … Europa genere una revolución antiindustrial como generó la propia revolución industrial. Ciertos ideales de ocio, de privacidad, de individualismo anárquico, … tienen tal vez su función natural en un contexto europeo, aunque dicho contexto implique un cierto grado de recorte material.

Sin embargo, es posible que en este aspecto al menos, América (USA) acabe siendo profeta en lugar de Europa y Asia tome el relevo de la sociedad ultraindustrial. Así hemos visto recientemente que más de 4 millones de americanos han dejado su trabajo para vivir más relajadamente y que los CEOs de casi todas las grandes multinacionales “occidentales” son ya de origen indio. Pero esta última nota es de mi cosecha. Es mejor leer el original.

Getxo, diciembre 2021

Manu Barandiaran (Socio de Eurgetxo)

El Tribunal de Justicia de la UE

“Clave de la UE y de los ataques contra ella”

Charla-coloquio de Mª Luisa Sánchez Barrueco
Profesora e investigadora de Derecho de la UE,
en la Universidad de Deusto

Celebrada el día 16 de Noviembre en
el Aula de Cultura Villamonte (Getxo)

Mª Luisa Sánchez Barrueco es Licenciada y Dra. en Derecho por la Universidad de Deusto, Máster en Derecho Internacional y de la UE por la Universidad de Lovaina y Máster en Administración Pública de la UE por el Colegio de Europa, de Brujas. Es profesora en la Universidad de Deusto y se dedica al estudio de las instituciones y políticas de la UE, con referencia en particular a las cuestiones de ética.

Su charla se inició con un repaso de las características del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) que fundado en 1958 y con sede en Luxemburgo, está compuesto por 27 jueces (uno por cada estado miembro) y cuenta con un Tribunal General que actúa como primera instancia y filtro de los casos que finalmente ve el TJUE. Además, tiene 8 abogados generales que preparan un informe previo de cada caso y que es adoptado por el TJUE el 80% de las veces.

En cuanto a las funciones del TJUE, Mª Luisa destacó los tipos de recursos que atiende:

  • verticales, entre estados de la UE y las instituciones de ésta,
  • horizontales, entre instituciones de la UE, y
  • de particulares (personas o empresas) ante instituciones de la UE.

Estas funciones las comparó con las de otros tribunales internacionales como el de la Haya o el de Estrasburgo, que solamente atiende casos de derechos humanos de particulares, una vez agotadas las instancias ante los tribunales nacionales.

Finalmente, se refirió a la labor cohesionadora e integradora que el TJUE lleva a cabo entre los Estados y los ciudadanos de la UE, lo que le confiere un activo papel político en la UE. Esta tarea se desarrolla mediante una interpretación progresista de los tratados de la UE, la aplicación de los principios de primacía y efecto directo de los mismos y la responsabilidad patrimonial de los Estados incumplidores. Las sentencias del TJUE sin embargo son prudentes, pues tienen cierto peligro de indisponer a los Estados castigados y retraerlos de su cooperación, propiciando una desafección peligrosa.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es 20211116_01manu_algorta_conf_r.jpg

En cada caso, Mª Luisa ilustró con ejemplos y anécdotas la forma de funcionar del TJUE dando así una visión cercana y fácilmente asequible de sus características y actuación.

En resumen, una charla muy ilustrativa y amena que agradecemos sinceramente y por la que felicitamos vivamente a la Dra. María Luisa Sánchez Barrueco.

______________________________________________________

El Brexit y el futuro de Europa

Charla-coloquio de Juan José Alvarez, Catedrático de Derecho Internacional Privado de la UPV/EHU

Juanjo Alvarez

La charla tuvo lugar el miércoles día 10 de Noviembre en la Nagusien Etxea de Amurrio

Resumen del contenido

Desde la incorporación del RU a la Unión Europea, a la que llegó desde la EFTA (European Free Trade Association, Asociación de Libre Comercio Europea) que no era más que un zoco en donde se efectuaban las transacciones comerciales, Gran Bretaña exigió una serie de privilegios o exención de obligaciones. Lo quería todo, estar a las “maduras”, pero no a las “duras”. Para contentar a los euroexcépticos el antiguo Primer Ministro David Cameron prometió la convocatoria de un referéndum para recabar la opinión de los ciudadanos sobre la permanencia en la UE y a pesar de las concesiones realizadas por la UE y en contra de todo pronóstico, los ciudadanos seducidos por políticos populistas como Nigel Farage, Boris Johnson, etc. votaron a favor del “Leave” (salida de la UE).

Los británicos fueron engañados con afirmaciones como  que cada semana tenían que pagar a la UE una importante suma de dinero para contribuir a su funcionamiento, cuando la realidad era que el saldo anual (ingresos – gastos) era favorable al RU por un importe aproximado de 23.000 millones de Libras. Que fuera de la UE tendrían las manos libres para conseguir acuerdos comerciales mucho más favorables con su “amigo americano”, lo que resultaba enormemente ingenuo ya que es bien sabido que USA cultiva un evidente egoísmo que les conduce a preocuparse exclusivamente de ellos mismos, como se hace patente con el conocido eslogan “America first”

Los Liberales del RU eran conscientes del suicidio que suponía el Brexit pero no se atrevieron a decirlo claramente. Los políticos tienen la mala costumbre de tratar a los ciudadanos como a niños. Sobre ese tema trata el interesante y divertido libro “Queridos niños” de David Trueba.

 El RU se ha empobrecido con el Brexit. Aproximadamente el 80% de su economía son los servicios y ha perdido el “pasaporte financiero” que permitía, por ejemplo, establecer una sucursal financiera en cualquier país de la UE con un mínimo de burocracia. Los países que más se están aprovechando de la “desbandada” financiera de la City están siendo Holanda y Malta.

Con su separación de la UE, ha perdido del orden de 100 convenios comerciales con otros tantos terceros países, acuerdos que ahora tienen que negociarlos partiendo de cero, con las dificultades y el tiempo que se necesitan para alcanzar ese tipo de acuerdos.

Otro ejemplo de empobrecimiento. Gibraltar era la sede de casi todas las empresas de juegos online, y su salida de la UE ha provocado que marchasen a otros países de la UE.

A pesar de que existe una especie de “omerta”, que hace que nadie ose protestar por las consecuencias del Brexit, es bien conocido que las Universidades Británicas se quejan de que han perdido la homologación automática de sus títulos lo que hace que los estudiantes europeos prefieran estudiar en países de la UE. El RU tiene gran dependencia de los trabajadores extranjeros, sobre todo, en algunos sectores como el sanitario, el transporte, etc. lo que ocasiona carencias de bienes y precariedad de servicios.

Sigue leyendo «El Brexit y el futuro de Europa»

Sexto aniversario de Eurgetxo

Asistentes a la comida del sexto aniversario

El 15 de octubre celebramos con una comida el 6º aniversario del primer viaje a las instituciones europeas en Bruselas, viaje que dio origen a la creación de nuestra asociación. Seguimos abiertos a todos aquellos interesados en una Europa unida, respetuosa de su diversidad y los principios de la Carta de Derechos Fundamentales.

eurgetxo@outlook.com

¿Pero qué lio es eso de la energía?

Planta de energía solar

Probablemente, el primer encuentro del hombre con la energía fue a través del fuego, cuando un troglodita, que paseaba tranquilamente por la sabana africana, se acerco sorprendido a un árbol incendiado por un rayo. Curioso, trató de coger una llama y se quemó, Parece ser que desde entonces la energía es un tema candente.

Hubo que esperar hasta que el Homo Erectus (hace 1.600.000 años) consiguió producir fuego con el consabido método de frotar unas ramitas, logrando un gran avance en sus precarias condiciones de vida. Ya no pasaría frio y comería los alimentos cocinados mucho más sanos.

No hay que olvidar que el término energía se empleó por primera vez 1802 en una conferencia de la Royal Society por Thomas Young, que se popularizó rápidamente. Se trata de un concepto abstracto que se define como: “Capacidad que tiene la materia para producir trabajo en forma de movimiento, luz, calor, fusión y fisión atómica, etc.”

El protagonismo de la energía se explica por dos características muy propias del ser humano: La eficacia y la ley del mínimo esfuerzo. Para subir unas simples escaleras empleamos un ascensor en lugar de hacerlo andando, lo mismo que para viajar, alumbrarnos, defendernos del clima, conservar alimentos, fabricar maquinaria, mantener nuestros hogares y un larguísimo etc, que hace que la producción de energía sea un problema vital a nivel global  y sujeto a especulación.

Sigue leyendo «¿Pero qué lio es eso de la energía?»

«Tormenta eléctrica»

Funcionamiento del Mercado Eléctrico y
formación de precios de la energía eléctrica
.

Angel Orcajada / Oct. 2021

Estos días apreciamos más que nunca el valor de disponer de un suministro de electricidad fiable y accesible para todos. En un país desarrollado, para que esto ocurra es imprescindible poseer compañías eléctricas (tanto si son de titularidad pública como privada) que sean capaces de gestionar eficientemente un sistema eléctrico complejo y para ello se requieren importantes recursos humanos, financieros y técnicos.

Debemos de tener en consideración que la electricidad es un un bien esencial que todavía no es posible almacenarlo en cantidades industriales, a pesar de que la tecnología de las baterías avanza a gran velocidad, y por lo tanto se consume simultáneamente a su generación. Esto implica que un sistema eléctrico debe de estar dimensionado para funcionar tanto con niveles de demanda bajos (por ejemplo por la noche) como altos (olas de calor y de frío, fiestas de Navidad o acontecimientos inesperados).

Es fácil comprender que una energía eléctrica cara ejerce un efecto muy negativo sobre el índice de precios ya que es un input imprescindible en cualquier actividad económica y por lo tanto afecta directamente a la productividad y a la competitividad de nuestra economía.

¿Cómo se determina el precio de la energía eléctrica o vulgarmente llamada luz (ya que en los primeros años de la electrificación la casi única aplicación de la electricidad era la iluminación con bombillas de incandescencia)?.

Sigue leyendo ««Tormenta eléctrica»»

En el momento justo

Una explicación rigurosa y completa fue la que ofreció la Dra. Marijuan en el coloquio organizado por Eurgetxo sobre la eutanasia en Europa.

La práctica del “buen morir” a través de la historia nos llevó hasta los tiempos actuales y la comparación de las situaciones existentes en distintos países, así como la distinción entre las diferentes prácticas médicas relacionadas. 

La autonomía de cada persona para decidir sobre su final se va abriendo paso en las mentalidades y en las legislaciones, lo que ha conducido a la ley española sobre la eutanasia recién aprobada. Una excelente y muy pedagógica exposición.

 

Pinceladas de Europa

Los cónsules de Austria, Bélgica, Cabo Verde e Irlanda y el Director para Asuntos Europeos del Gobierno Vasco compartieron con Eurgetxo su visión de Europa el 10 de Mayo.

Ninguno de los problemas actuales de la Unión Europea se ha omitido en este intercambio de ideas. La crisis económica, las migraciones, el Brexit, la pandemia, los fondos de recuperación financiados con deuda mancomunada, la recién estrenada Conferencia sobre el Futuro de Europa con las llamadas a la participación en su plataforma y la eterna cuestión de la gobernanza europea se han añadido a los temas más pertinentes para cada país.

Se ha visto como en algunos Estados el interés por Europa ha decrecido entre los mayores, pero crecido entre los jóvenes. Respecto a los migrantes la mención positiva de que ayudaban a cooperar con su país de origen. Se recalcó que los Balcanes seguían siendo un motivo de preocupación, en particular el contencioso entre Serbia y Kosovo, al que se añade las reticencias con Turquía, en particular después del incidente con la presidenta de la Comisión Europea. Y respecto al tema candente de las vacunas se comentó cómo habían surgido protestas en el reparto entre países miembros que alguno había considerado injusto. La situación particular de Irlanda del Norte continúa siendo preocupante y el Brexit ha contribuido a enrarecer la atmósfera; la unificación de la isla no está al orden del día. Tensión que contrasta con la situación de otros países como Bélgica donde el consenso es la herramienta preferida; quizás por eso Bruselas sea la capital de Europa.

Sigue leyendo «Pinceladas de Europa»